martes, 31 de marzo de 2015

Magical Girl

Magical Girl es una película que no te dejara indiferente. Siento hablar de ella habiendo pasado tanto tiempo desde su estreno en cines, pero lamentablemente su distribución ha sido bastante escasa, y he tenido que esperar a su salida en Dvd para disfrutar de una de las mejores películas que nos ha dado el cine español en mucho tiempo, arriesgada como echaba de menos desde Salto al Vacio de Daniel Calpasoro o Tesis de Alejandro Amenabar.Porque si es cierto que la fantástica La Isla Minima tiene una producción y dirección magnifica y de gran calidad, pero es Magical Girl en su guión donde resalta y mucho, donde se ve la calidad de el metraje, en su arriesgada apuesta no apta para todos los publicos.
Desde el comienzo de su historia te quedas pegado a la trama, que arranca con el profesor de literatura Luis, al que interpreta Luis  Bermejo, en paro y con una hija de 12 años enferma de leucemia a la que no le han dado mucho tiempo de vida, con un deseo que obsesionara a su progenitor y le llevara a cometer actos desesperados. En uno de estos actos su vida se cruzara con la de Barbara, una mujer enigmática, que sufre problemas mentales y que esconde tras sus silencios mucho mas de lo que expresan sus palabras. Y por ultimo esta Damian, un profesor retirado, del que según va pasando el metraje, iremos sabiendo mas o no sobre un oscuro secreto.
Y eso es lo maravilloso de la película de Carlos Vermut, que nada se da por hecho, deja entrever pero no termina de enseñar ni de explicar, eres tu el que va encajando las piezas y sacando tus propias conclusiones. Y en ese insinuar un desasosiego te invade, una sensacion de angustia y de miedo, un incomodo presentimiento.Porque esta película no es una película cómoda, como no lo son sus personajes, en un momento victimas y al momento siguiente verdugos, a veces a sabiendas, otras obligados por sus propias circunstancias , pero siempre movidos por sus necesidades, a veces incluso casi fisiológicas,  dejandose llevar sin pensar en las consecuencias. Es Magical Girl una pelicula dura, cruel, pero no es un drama, no es lacrimógena, tampoco una comedia, aunque juega con el tono de humor negro muy sutilmente. Sus personajes tienen a la vez una fragilidad y fortaleza casi inhumanas. Ya he dicho que todos son en algun momento victimas y verdugos. Porque nada es lo que parece, con situaciones que te dejaran pasmado, como la de Barbara con el bebe o la puerta de el lagarto negro... Piezas que no estan pero sabes que encajan perfectamente, así Vermut nos permite ser parte de esta historia, crearla o modificarla, con un pulso casi perfecto.
Son sus actores un pilar fundamental de la solvente y arrebatadora realidad de estos personajes, todos mas que estupendos en sus papeles. Jose Sacristan como Damian, unico y desgarrador como siempre, aunque sin duda es la impresionante Barbara Lennie quien se merece casi toda la atención , no en vano se llevo el Goya a la mejor interpretación femenina, para mi merecidisimo. Es muy complicado decir tanto con solo una mirada, oscilar entre la cuerda floja emocional como lo hace ella sin perder ni un instante la credibilidad de un personaje tan introvertido, con tanto hacia dentro.
Con todo esto no puedo mas que recomendar Magical Girl , como una obra muy especial , que desde su principio a fin no pierde la intensidad de su ritmo y no te permite mirar hacia otro lado. Solo quieres ir retirando poco a poco la sabana para contemplar la historia en su totalidad. Pero como ya os he dicho a pesar de que eso no ocurre, o precisamente porque eso no ocurre, en ese momento ya no importa.

jueves, 2 de octubre de 2014

10.000 KM

A veces la distancia física crea oceanos invisibles entre dos personas que se creían unidas por un lazo indestructible. A veces la distancias si es el olvido, y aleja los caminos que de quien hasta entonces caminaron juntos. La opera prima de Carlos Marqués-Marcet habla de esto y mas, mucho mas. Últimamente reafirmo que es en las pequeñas películas donde nos encontramos los conflictos mas complejos, las tramas mas profundas y es en estas donde la huella se nos queda mas honda. Como ya comente anteriormente en Boyhood, la sencillez de el metraje no disminuye el interés por el, sino todo lo contrario. Aquí observamos única y exclusivamente a sus dos protagonistas, interpretados por Natalia Tena y David Verdaguer, en unos primeros planos continuados, y un enfoque muy estático. Desde ese comienzo, un larguísimo y virtuoso plano secuencia que presenta a los dos personajes de esta historia de amor y desamor en toda su fuerza , mostrándonos como en la cotidianidad de una vida en común reside la unión de estos dos amantes. Y como con tan solo un email se desmorona esa seguridad poniendo en peligro la estabilidad de aparentemente esta consolidada relación ; " Somos fuertes", le dice Sergi a Alex , para animarla a tomar la difícil decisión de pasar separados por todo un Oceano un interminable año.
Y recurriendo a Skype como soporte para todos esos silencios que se deben rellenar cuando uno ya no sabe que decir, o no quiere decir, nos hace participes el director de el sutil pero inevitable desgaste de el amor, de esas cosas en común que dejan de serlo, de esa separación totalmente racional de caminos y destinos cuando uno se plantea llevar a cabo sus sueños sin que el otro pueda o quiera seguirle. Es esta película casi un examen de nuestras vivencias amorosas, un valiente  prixma a las claves de porque funcionan las parejas. Es el amor altruista, o siempre se sacrifica algo para poder lograr la felicidad en común. Nos auto engañamos y nos hacemos creer que nuestros planes son consensuados , o si nos dieran la oportunidad de hacer realmente lo que nos hace feliz nuestra vida seria distinta.
Y no es que seamos consciente de esto, como no lo es Alex cuando quiere tener un hijo con Sergi, solo que sin pretenderlo , luchando incluso contra ello, porque le ama, despierta a una vida que es suya, y que los dos saben que no tiene cabida para lo que eran antes. Al menos eso es lo que concluyo de el brutal final, que golpea tan seca y friamente que solo te queda en el pecho una especie de angustia , de malestar, un desconcierto y pena que no puedo mas que aplaudir por la destreza con la que te deja clavado a estos dos personajes.
A espensas de ver La Isla Minima, puedo decir sin lugar a dudas que 10000 km es mi película española favorita de este 2014, y que es una gran alegría ver la valentía y calidad de algunos realizadores españoles. Asi que seguire muy de cerca a este director novel y espero que en la proxima gala de los Goya tenga el premio a tan fantastica pelicula.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Boyhood . Momentos de una vida

Y eso es precisamente lo que es, esa es precisamente la magia de esta maravillosa película, simple y llanamente momentos de una vida... De una vida sin artífices, sin cadáveres, sin armas, sin ataques alienigenas, ni problemas de drogas , sin abuso de menores, sin amores descarnados , sin amores vampiricos ni de ultratumba, sin tramas de poder, ni ataques nucleares, sin catástrofes naturales, sin nada especial y con todo. Con todos esos momentos que forman una vida anónima, desde la niñez hasta la pubertad, pasando literalmente por la evolucion física y emocional de nuestro protagonista y su entorno, su familia, sus amigos, sus lugares. Y pienso que ese es el secreto de el film de el director Richard Linklater , un visionario de el cine, podría denominarle desde ya, que ha tenido la osadía y la paciencia de rodar una película a lo largo de 12 años, para ofrecernos la vida de Mason, desde que tiene 6 años hasta que llega a la universidad , con todo lo que eso conlleva. Con un reparto de lujo destacando a la maravillosa Patricia Arquette , la que creo que mas acusa el paso de el tiempo, a la par que su personaje como madre de Mason , una madre coraje que debe sacar a sus hijos adelante y lidiar con dos matrimonios hundidos por el alcohol y por la incapacidad de algunos hombres de enfrentarse a la responsabilidad. Aunque por supuesto esa pareja de niños-adolescentes Lorelei Linklater y Ellar Coltrane son quien lleva la mayor parte de el peso de la película, los ojos están bien abiertos posados sobre ellos, esperando encontrar ese crecimiento, cualquier diferencia, y lo hacen realmente bien. Es gracias a ellos por lo que nos emocionamos , por su frescura e inocencia, en el caso de Lorelei por su desparpajo que nos arranca tantas risas, y en el de Ellar por esa mirada azul a la que le sobran las palabras, por esa dulzura innata y esa generosidad interpretativa que le despoja de cualquier tabú.

A través de este viaje en el tiempo podemos reconocernos a nosotros mismos y emocionarnos con recuerdos que parecen implantados en el propio personaje de Mason. Conversaciones y situaciones tan comunes entre nosotros que nos obligan a tener la sonrisa constante. Esas discrepancias con los padres, esas charlas con los amigos, una nueva mudanza y comienza en el colegio nuevo, ese primer amor y la inseguridad que te deja. Maravillosa conversacion con su padre de acampada sobre la diferencia de sexos desde el punto de vista de un niño," no tenemos cosas en común cuando hablamos por teléfono " dice Mason muy preocupado... Genial¡¡

 
Mucha de esa nostalgia que se respira en la película , de esa candidez y simpatía viene impulsada por la fantástica BSO grupos de punk pop como Blink-182 o The Hives como indie del momento (Arcade Fire, Phoenix, Kings Of Leon, Foster The People…) hasta clásicos inolvidables. No en vano el padre de Mason, interpretado por Ethan Hawke un indispensable en el cine de Linklater, es un loco de la musica , en especial de los Beatles, y es ese momento Black Album , uno de los mejores homenajes que yo he visto en el cine a los de Liverpool.

Porque esta nueva experiencia de ver cine me ha dejado una gran duda... Si el cine siempre ha sido la gran evasión de las personas comunes para hacer volar la imanación y vivir experiencias fuera de el alcance de la mayoría de los mortales. ¿ Que pasa con Boyhood? Porque nos ha encandilado casi unanimemente a todos los que la que hemos visionado. Tal vez estamos saturados de que intenten impresionarnos con grandes tramas y efectos especiales. Tal vez simplemente mirar tranquila y sosegadamente, observar, respirar y vivir...vivir, ese es el secreto. La vida, tal como la conocemos, sencilla, profunda , nuestra. Porque en Boyhood la vida se pone a merced de el cine, o el cine se pone a merced de la vida. Por que todo se resume en capturar momentos... o son los momentos los que nos capturan. Momentos de una vida.


miércoles, 21 de mayo de 2014

Ocho Apellidos Vascos



Inexplicablemente es la película mas taquillera de la historia de nuestro querido cine patrio...Tal vez eso dice mucho de nuestra sociedad. Cual ha sido el éxito de esta cinta que bien podría haber pasado directamente a dvd...yo desde luego no me lo explico. Todo un fenómeno de taquilla esta película de Emilio Martinez Lázaro que sin quitarle merito a tal honor y del cual me congratulo muchísimo, ya que todo lo que sea positivo para nuestro cine, también lo es para mi. Pero realmente y aun después de haber leído muchos artículos sobre la razón de su vertiginoso éxito sigo sin entenderlo. Y eso me preocupa, no puede ser que una cinta que le ha encantado a la mayoría de los mortales a mi no me despierte mas que sopor. Tal vez mi medida de lo cómico, mi humor esta muy deteriorado y soy lo que se viene a decir un bicho raro. Aunque tampoco me considero tan extraña según mis antecedentes en comedia española , fan incondicional de Faemino y Cansado , de Airbarg o de Dias de futbol. Incluso diria que el Otro lado de la cama , película que destaco a Martinez Lazaro, es una comedia fantástica , divertida y muy original.Pero en Ocho apellidos vascos me he perdido, tal vez estoy pasada de moda , tal vez...
No se porque mis expectativas ya no eran muchas, aunque si he de decir que tenia una gran curiosidad . Justo cuando es destronada de su primer puesto en las taquillas españolas yo me dispongo a verla. El comienzo no esta mal, clichés y mas clichés pero que hacen reír, despiertan simpatía , por eso de que todos pensamos de forma cariñosa en los andaluces y en los vascos como se refleja en la película, nos resultan familiares, simpáticos y reconocemos nuestra propia ignorancia en los protagonistas. Y luego todo empieza a ser absurdo, sin pies ni cabeza, con un guión vació, con situaciones mas que previsibles , con bromas desgastadas, con dos protagonistas que no tienen ni una mínima química, ni una pizca de gracia
. Dani Rovira, monologista de la Paramount que pinta muy bien solo ante un micrófono pero que como actor no puede quitarse el tintineó de el solo ante el peligro, y parece que lee mas que actúa. Clara Lago, que en todas sus películas tiene el mismo tono, la misma cara y el mismo desparpajo, o sea ninguno. Tampoco es que yo quiera desprestigiar mucho a los actores, es que ni la mismísima Alexandra Jiménez ni el mismísimo Raul Arevalo ante este guión podrían hacer nada. Solo hay que ver a los secundarios de lujo, la grandisima Carmen Machi y el fantástico Karra Elejalde para ver como su talento cómico sobresale por encima de el guion, como sus guiños y sus destacables tablas humoristicas salvan los momentos donde ellos aparecen en escena y lo inundan todo, comiéndose a la película en si. Pero es que ni el talento de estos secundarios se ha explotado en condiciones y al final se quedan solo en eso, en secundarios.
Tiene tantos momentos que eliminaría de un plumazo , ejemplo la escena de la manifestación... Si es que hasta en Vaya Semanita la hubieran rodado mejor ! Tocando lo burdo , lo lamentablemente insulso, bromas que bien podría haber escrito un niño de 10 años. 
En resumen Ocho Apellidos Vascos es una comedia española sin pena ni gloria, una de tantas que tubo la gran suerte de estrenarse la semana de la fiesta de el cine, que movio a muchos espectadores, que gusto a una gran mayoría, que esa gran mayoría recomendó a sus amigos , y esos amigos recomendaron a sus amigos, y de ahí la gran bola de nieve. O tal vez fijándonos en Jose Mota y Los Morancos lo que le gusta a este Pais es el chiste fácil de la España profunda , la sorna de nuestros vecinos, el humor masticadito que no da para mucho pensar. O seré yo que no me entero de nada...



jueves, 3 de abril de 2014

El Gran Hotel Budapest








En el ultimo festival de Berlin el Jurado le otorgo el Gran Premio a esta Película dirigida por Wes Anderson , protagonizada por Ralph Fiennes y Tony Revolori y con un reparto de quitarse el sombrero, entre los que se encuentran Saoirse Ronan ,Edward Norton, Jeff Goldblum, Willem Dafoe, Jude Law, F. Murray Abraham, Adrien Brody, Tilda Swinton, Harvey Keitel, y podria seguir enumerando un largo etc. Y con esto y poco mas me dispuse a ver el Miércoles de la Fiesta de el Cine este film , sin saber muy bien que iba a visionar, dándome alguna pista el sello inconfundible de este director tan especial. , que si he de ser sincera , no me había cautivado en exceso, de hecho no le había encontrado el gusto, exceptuando en Los Tenenbaums. Una familia de genios.
Y así me encontre con esta historia delirante , absurda ( en todo el buen sentido de la palabra) y genial narrada por Zero Moustafa, el rico propietario de el Gran Hotel Budapest. Y es un escritor de prestigio , encarnado por Jude Law, quien tiene la suerte de escuchar como el señor Moustafa llego a heredar este histórico hotel, ahora en los años 80 en declive, pero que lucio a principios de siglo el magnifico resplandor de el glamour y la ostentad. Y así , nos remontamos a los años 30 , cuando nuestro narrador era aun adolescente y entra a trabajar de botones en el Gran Hotel, a las ordenes de Gustave H (Ralph Fiennes ) , conserje exquisito en sus formas, recto y exigente en su trabajo, amante de mujeres que hace años perdieron la juventud, pero que el tiempo las dota de infinitas riquezas. Y es una de estas damas, la que previsiblemente se acuerda de su amado conserje en las vísperas de su muerte, y le deja en herencia un cuadro de infinito valor , que por supuesto sus hijos no están dispuestos a perder. Y esto desata una serie de catastróficas desdichas que llevaran a nuestro protagonista a embarcarse en un sinfín de despropósitos y aventuras a cual mas disparatada.

Genial, absolutamente genial, no tengo mejor calificativo para esta película, este cuento moderno que nos llena de una absoluta simpatía hacia unos personajes , a cada cual mas rocambolesco. Porque el film es un juego de titeres, es un circo ambulante, es una película ágil y dinámica hasta el final, es un divertimento que te produce la misma sensación que montarte en un tiovivo o subir a la noria. Es mantener la sonrisa durante los 90 minutos de metraje, como cuando de niño veías tus dibujos favoritos. Porque tiene mucho de dibujo animado, de el Coyote y el Correcaminos, de Sherlock Holmes o de incluso el Captain Gadget. Situaciones delirantes que te hacen reír a carcajadas, como lo hacían aquellas películas de los 80 , por mencionar algunas Aterriza como puedas o Top Secret me vienen a la memoria.

Pero no nos confundamos , El Gran Hotel no es como otras películas, es única y original , no solo por su estética maravillosa llena de colores y paisajes nunca antes vistos desde este prisma que nos presenta Anderson, si no porque es mil películas en una. No es solo una comedia, con un humor inteligente, absurdo e incluso negro, todo a la vez, es también un homenaje a las películas de espías, es una novela detectivesca en un marco bélico , con fugas carcelarias ( por favor que momento), y todo ello tratado con absoluta precisión y enmarcado en un perfecto compás, donde nada sobra ni nada falta. Multitud de detalles calculados al milímetro, que hacen necesario el visionado mas de una vez, aunque a mi desde luego no me pesara. Donde cada uno tiene su papel, deseoso de interpretar, de participar en esta fiesta visual, con absoluta entrega se enfundan su disfraz y solo te queda esperar la aparición de el siguiente camaleón y disfrutar .Fantástica la pareja protagonista, con un Ralph Fiennes desatado y encantado en su faceta cómica y un joven descubierto Tony Revolori , al que le sobran las palabras, solo ha de mirar a cámara con ese gesto de inocente y perplejo compañero de fatigas para asegurar la comedia.

Se que debe tener errores, seguro que muchos los encontraran, pero yo no puedo si no decir que estoy encantada de haber disfrutado tanto con Gran Hotel, que si el cine es la mezcla perfecta de calidad y entretenimiento , esta es una gran película. Por mi parte voy a darle otra oportunidad a Wes Anderson y voy a ver todas aquellas películas que aun no he visto de el, aunque estoy segura de que superar esta va a ser muy complicado.